Sin Ataduras

¿Con que, quieren tapar una realidad? Pobreza e indigencia: Recordando un informe de Ecolatina de 4 meses atrás | abril 8, 2010

Luego de la difusión de índices que realizó el Indec, es oportuno releerla para apreciar los errores, la mala fe y el disparate del instituto gubernamental.
(El 1er. cordón del Gran Buenos Aires abarca Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, La Matanza (una parte), Morón, Tres de Febrero, San Martín, Vicente López, San Isidro. El 2do. cordón: Quilmes, Berazategui, Florencio Varela, Esteban Echeverría, Ezeiza, Moreno, Merlo, Malvinas Argentinas, Hurlingham, Ituzaingó, Tigre, San Fernando, José C. Paz, San Miguel, La Matanza (otra parte), Almirante Brown. El 3er. cordón: La Plata, Berisso, Ensenada, San Vicente, Pte. Perón, Marcos Paz, Gral. Rodríguez, Escobar y Pilar. En el 1er. cordón, la cobertura en el tendido de redes cloacales y de agua potable es de 100% pero en el 2do. cordón no llega a 5% de la población de cada partido. El 2do. cordón siempre fue peronista. ¿Cómo golpeó ahí el aumento de la pobreza y la indigencia de 2009? Un tema decisivo para la política. La asignación universal por hijo mejora el panorama para 2010, pero la inflación puede devorarse todo.)
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Ecolatina). La pobreza promedió 31,2% en 2009, creciendo en relación al año pasado (30,7%). La indigencia se ubicó en 11,2%, 0,5 p.p. (puntos porcentuales) por encima del registro de 2008.
Si bien el crecimiento de este flagelo fue inferior al del año pasado, desde hace 3 años la pobreza no mejora en la Argentina.
Estos niveles de incidencia implican que 12.534.000 de individuos no pueden costear la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, mientras que 4.507.000 de argentinos se encuentran en una situación de indigencia al no poder adquirir la Canasta Básica Alimentaria (CBA).
La CBA se incrementó 16,5% en relación a 2008, alcanzando el valor de $ 290,2 por adulto equivalente, mientras que la suba anual de la CBT, que alcanzó $ 593,2 por adulto equivalente, se ubicó en 15,9%.
En términos de la familia que usualmente se considera, esto implica que la CBA finalizó el año con un valor de $ 896,2 mientras que el costo de la CBT ascendió a $ 1.833,1. Estos valores continuaron incrementando su brecha con los del INDEC, que se ubicaron en $ 481,9 (CBA) y $ 1.077,4 (CBT).
Si bien las subas que registraron estas canastas fue inferior a las que mostraron en 2007 y 2008, principal factor que permitió desacelerar el crecimiento de la pobreza y la indigencia, en ambos casos en el 2do. semestre incrementaron su tasa de expansión en relación a la primera mitad del año.
Por caso, en el 2do. semestre la CBA creció 10,8% i.a., el doble de la expansión de los primeros 6 meses mientras que la CBT entre semestres se aceleró del 5,4% i.a. (interanual) al 9,9% i.a.
Para 2010, las perspectivas son favorables por el impacto de la extensión de la asignación por hijo dispuesta en noviembre de 2009.
Esta medida otorgará asignaciones a 2,5 millones de hijos, beneficiando la situación de 5,2 millones de personas (13% de la población).
De esta manera, permitiría reducir la indigencia en 3,2 p.p (1,3 millón de personas) y achicar la pobreza en 1,2% (500.000 personas).
Sin embargo, la aceleración que se observó en los precios en la 2da. mitad del año, y que este enero se profundiza, es sin duda un dato preocupante ya que puede diluir parcialmente los beneficios de esta medida.
Una preocupante inercia
Hace ya 3 años que el INdEC no refleja la verdadera evolución de la inflación.
Esto no sólo afecta al Índice de Precios al Consumidor (IPC-GBA), sino también a los relevamientos en precios de supermercados y shoppings y, lógicamente, a la valoración de la Canasta Básica Alimenticia (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT).
Como mencionamos en diversas oportunidades este sesgo distorsiona indicadores clave como los de actividad económica, los de pobreza e indigencia e incluso el Coeficiente Estabilización de Referencia.
Según nuestros relevamientos, la CBA -que mide el umbral de la indigencia- subió 16,5% en 2009.
En diciembre alcanzó $ 290,2 por “adulto equivalente”  mientras que para el INDEC, el costo se reduce casi a la mitad ($ 155,9).
Si bien el incremento de la CBA el año pasado fue considerablemente menor al de 2007 (+45,2%) y 2008 (+27,8%), preocupa la aceleración observada en la 2da. mitad del año.
De hecho, en el 1er. semestre el costo de la CBA acumuló un alza de 5,1% mientras que en los segundos 6 meses trepó 10,8% (más del doble).
Por su parte, la CBT -que mide la línea de la pobreza- mostró una dinámica similar a la CBA: trepó 15,9% en 2009.
En valor alcanzó en diciembre los $ 593,2 por adulto equivalente, mientras que para el INdEC el costo se ubicó en $ 348,7.
Cabe destacar en esta canasta también se observó una aceleración a fines del  año pasado.
Entre junio de 2009 y diciembre de 2008 la CBT trepó sólo 5,4% contra un incremento de 9,9% en los últimos 6 meses del año pasado.
Usualmente la CBA y la CBT se valorizan en términos de la canasta necesaria para que una familia compuesta por 1 matrimonio y 2 hijos no caiga en la indigencia o la pobreza respectivamente.
Para dicho hogar la CBA alcanza $ 896,2 (frente a $481,9 del INDEC) mientras que la CBT se ubica en $1.833,1 (por encima de los $1.077,4 del organismo oficial).
Más pobreza e indigencia en 2009, pero a menor ritmo
Para estimar la pobreza e indigencia, además de calcular los costos reales de las canastas, es necesario medir la evolución de los ingresos por segmentos de la población.
Así, es posible conocer en cuántos hogares los ingresos totales no son suficientes para alcanzar la línea de indigencia (CBA) o de pobreza (CBT).
Ahora bien, los ingresos de las familias dependen principalmente de la evolución del empleo y los salarios (registrados e informales).
En ese sentido, si bien se ha publicado la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del 2do. trimestre de 2009, se tomaron sus valores como referencia pues tanto las cifras de ocupación como las de remuneraciones informales son cuestionables .
Al igual que en informes anteriores estimamos la evolución masa salarial del sector formal a partir de datos sectoriales y tuvimos que usar un supuesto para calcular la del sector informal (mantener la masa salarial total relativamente constante como proporción del PBI).
Al combinar la evolución de los ingresos familiares y el costo monetario de la CBT, surge una estimación de la proporción de la población por debajo del umbral de la pobreza.
Según estos cálculos, en el 2do. semestre 31% de las personas no cubrieron la CBT, apenas por debajo de nuestra estimación del 1er. semestre (31,5%) y en torno de los valores de la segunda mitad de 2008.
En síntesis, el año pasado la pobreza afectó en promedio al 31,2% de los argentinos, aumentando 0,4 p.p. respecto del 2008 (30,7%).
El menor incremento en 2008 la pobreza creció 1,4 p.p.- obedece principalmente a la intensa desaceleración de los precios.
Es por ello que la aceleración de la CBA y la CBT registrada a fines de 2009 – que se mantiene en el 1er. mes de 2010- es un tema preocupante.
Por el lado de la indigencia, nuestras estimaciones arrojan que en el 2do. semestre de 2009 el 11,3% de la población no pudo costear la CBA.
La indigencia descendió levemente en relación a la primera mitad del año pasado (11,5%), pero registra una suba frente a igual período de 2008 (10,9%).
De este modo, en todo el 2009 la indigencia afectó a 11,2% de los argentinos, trepando 0,5 p.p. respecto a nuestra estimación de 2008.
Cabe destacar, además que en el caso de la pobreza extrema la brecha con la medición del INDEC es muy elevada. Por caso, según datos oficiales sólo el 4% de la población no cubrió la CBA en el 1er. semestre del 2009, apenas un tercio de nuestros cálculos.
Para entender la magnitud de este flagelo es importante expresar las cifras en términos absolutos.
Tomando como referencia la población de la EPH la indigencia alcanzó en 2009 a 2.761.000 personas.
Si extrapolamos la cifra al total de los argentinos, la pobreza extrema afecta a 4.507.000 individuos.
Asimismo, la cantidad de pobres se elevó a 7.679.000 personas respecto del universo de la EPH (24,6 millones de individuos). Esta cifra asciende a 12.534.000 si extrapolamos la incidencia (31,2%) al total de la población (cercana a 40 millones de argentinos).
Más allá que las cifras oficiales escondan el problema, desde hace 3 años que la pobreza e indigencia no mejoran en la Argentina.
La asignacion por hijo mejora el panorama
Si bien preocupa la aceleración de los precios -particularmente de la CBA y la CBT- las perspectivas para este año en términos de pobreza e indigencia son más alentadoras pues una importante parte de los hogares de bajos ingresos recibirán un monto adicional por la Asignación Universal por Hijo (AUH).
Este plan no cubre a todos los hijos menores de 19 años, pero extiende la cobertura a los hogares cuyo jefe cumple con los requisitos dispuestos en el decreto de la AUH.
Para poder calcular el impacto sobre la pobreza y la indigencia de esta política, en 1er. lugar hay que cuantificar el universo de posibles beneficiarios.
Utilizando  los datos de la EPH del 2do. trimestre de 2009, por la cantidad de jefes de hogar que cumplen los requisitos, 5,2 millones de personas (13% de la población) se beneficiarán con la medida, que otorgará asignaciones a 2,5 millones de hijos.
En segundo lugar realizamos un ejercicio de estática comparada que consiste en evaluar en cada uno de los hogares beneficiarios la pobreza y la indigencia antes de que se instrumente la AUH y después.
Esto nos permite cuantificar cuantas personas salen de la pobreza o la indigencia gracias a los $180 por hijo menor.
Los resultados arrojan que la incidencia de la indigencia en el total de la población se reduciría 3,2 p.p. y la pobreza en 1,2 p.p. En cantidad de personas esto equivale a que 1,3 millones dejen de ser indigentes y medio millón pobres.
Cabe destacar que este cálculo es una primera aproximación que puede sobredimensionar el impacto por 2 factores.
> En primer lugar, sumamos a los hogares beneficiarios $180 por hijo sin saber si recibían otro plan social que no sea el Jefes y Jefas.
Además, no consideramos la posibilidad que los jefes no cumplan con la contrapartida que inmovilizan 20% de esos ingresos ($36).
> Más importante aún, este ejercicio no incluye la dinámica de los precios ni de los demás ingresos de los hogares.
Nótese incluso en términos de poder adquisitivo percibir $ 180 por mes no es lo mismo que $144 y $576 a fin de año, dada la elevada inflación presente en la economía.
Por último, y como ya mencionamos, es preocupante la aceleración de los precios –en particular de la CBA y la CBT-.
Este fenómeno se profundizó en enero y si se prolonga durante 2010 podría comprometer los beneficios de esta medida.
Anuncios

Publicado en Sin categoría

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    QUE SELECCION ARGENTINA

    LENGUA MISIONERA

    El Misionero no es antipático, es un "argel" El Misionero no se pone de novio, se "arregla" El Misionero no conquista mujeres fieras, es un "bagallero" El Misionero no abusa de algo, "baquetea" En Misiones no hay personas feas, hay "bagartos" El Misionero no pega, da una "pateadura" El Misionero no es travieso, es "cabezudo" El Misionero no agarra, "cacha" El Misionero no hace la corte, "le cae" ó "le llovizna" El Misionero no va de fiesta, sale de "pachanga" Las Misioneras no tienen vagina, tienen "cachi" ó "tatú" Los Misioneros no tienen pene, tienen "chilo" El Misionero no come lo que sobro del día anterior, come "carayá" El Misionero no es elegante, es "caté" El Misionero no está borracho, está "caú" El Misionero no se acuesta con una mujer, se la "come" El Misionero no tiene buen nivel, es "cotizado" En Misiones no hay putas, hay "cueros" El Misionero no te avisa de un peligro, te dice "chaque" El Misionero no hace favores gratis, hace "changas paraguayas" El Misionero no desordena, hace "emboyeré" El Misionero no hace el amor, "entierra la mandioca" El misionero no sale con una señorita, anda "clavando" con una "guaina" El Misionero no es cornudo, es "guampudo" El Misionero no se divierte, se "halla" El Misionero no maltrata, "judéa" El Misionero no se lleva un susto, se lleva un "julepe" El Misionero no es flaco, es "lambarí" ó "piruí" El Misionero no pone llave, "llavéa" En Misiones no hay pibes maleducados, hay "pendejos de mierda" El Misionero no es primitivo ni mediocre, es "mencho" El Misionero no dice apurate, dice "metele" El Misionero no se aburre, se "picha" El Misionero no es mal perdedor, es "pichado" El misionero no es homosexual, es "traga sable" El misionero no anda corto de dinero, anda "puádo" El Misionero no tiene pene grande, tiene "tamanduá" El Misionero no te dice basta, te dice "Ya dá ya" El Misionero no es petiso, es "tape" El Misionero no hace lío, arma un "tepotí" El misionero no toma un trago, "le mete un camambú" En Misiones la cerveza no está helada, está "bien frapé" En Misiones no se toma champagne, se toma "champú" El Misionero no es veleta, es "poncho yeré" En Misiones las mujeres no son histéricas, son "santoró" En Misiones no se atraviesa, se "bandéa" El Misionero no da una cachetada, da un "chipa-í" El Misionero no da un coscorrón, da un "tongo" El Misionero no es mujeriego, es "picho dulce" El Misionero no tiene un auto viejo y feo, tiene "una gangrena" El Misionero no tiene un adversario débil, tiene uno "bien pililí" El Misionero no tiene el motor de su auto preparado, lo tiene "mandiocado" En Misiones la fiesta no termina, "opama" Expresión de admiración: "Güeeeee" Expresión de incredulidad: "A la iiiitaaaaa", "vó nomá sabé", "chiquelé" Orden de ejecutar una acción: "Ñaputile", "Encajale", "Sacudile", etc. Amenaza-advertencia: "No te aya hacé el loco ehhh" Amenaza de muerte: "Dejá de jodé o te viá meté un puntazo ehhh!!!" Expresión de afirmación: "Má vale" Expresión de compasión por el prójimo: "Angáaaaa pobreciiiiiito" Somos así, que se va a hacer, pero con orgullo

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 3 seguidores

    Estadistica de Sin Ataduras

    • 71,804 Visitas
A %d blogueros les gusta esto: