Sin Ataduras

Treinta mil razones para investigar la deuda externa | marzo 30, 2010

Desde el Partido Proyecto Sur / Rosario acompañamos la iniciativa, difundiendo la importancia de lograr la auditoria de la deuda y retomando el debate empezado el pasado jueves 18 en la charla de la facultad de Derecho con Alejandro Olmos y Julio Gambina.
Creemos que si Argentina puede revisar la historia del terrorismo de Estado y voltear aquellas barreras que impedían el descubrimiento de la verdad respecto de los crímenes de lesa humanidad cometidos por los represores de la última dictadura, con el mismo criterio deberíamos también revisar la deuda externa que generó esa dictadura.
La deuda creció vergonzosamente durante la dictadura cívico-militar y sus consecuencias fueron no sólo la desaparición de los 30.000 compañeros, sino la instauración de un modelo económico devastador para las mayorías populares de nuestra sociedad.
Es el atroz castigo a “millones de seres humanos con la miseria planificada”, tal como definiera Rodolfo Walsh al proceso económico que había detrás de las violaciones de los derechos humanos perpetradas por los militares y sus civiles cómplices; a lo cual deberíamos agregar como contracara el beneficio directo de los sectores concentrados del empresariado nacional y extranjero con las políticas impulsadas por la dictadura.
La deuda externa hoy significa la falta de presupuesto permanente para garantizar derechos fundamentales básicos para todos los argentinos: salud, educación, vivienda, trabajo, etc.
En el presupuesto nacional 2010 es mayor la cifra destinada al pago de vencimientos de deuda que la suma de los fondos para educación y salud públicas.
Con la constante fuga de recursos que implica el pago de la deuda externa, no sólo podrían garantizarse esos derechos plenamente sino que podríamos poner en marcha la reactivación de las industrias estratégicas del país (energética, ferroviaria, naval, aérea, siderúrgica) y desarrollar empresas públicas de calidad dedicadas a la producción de alimentos, medicamentos y vestimenta; generando trabajo digno y condiciones para garantizar la soberanía alimentaría (es decir, terminar con el crimen del hambre).
Debemos terminar de una vez y para siempre con el perverso sistema de la deuda externa, y entender que hasta tanto eso no suceda, seguiremos sufriendo la injusticia social más feroz.
En el marco de los 200 años de aquel sueño colectivo inconcluso de la Revolución de Mayo, no podemos pensar en un proyecto de país justo y soberano con más de 150.000 millones de dólares de deuda.
Por todo esto, desde el Partido Proyecto Sur / Rosario exigimos la conformación de una comisión bicameral en el Parlamento Nacional que investigue la deuda externa, y acompañamos ese trabajo institucional con la movilización popular en las calles junto a diversas organizaciones políticas, sociales y culturales.
Anuncios

Publicado en Sin categoría

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    QUE SELECCION ARGENTINA

    LENGUA MISIONERA

    El Misionero no es antipático, es un "argel" El Misionero no se pone de novio, se "arregla" El Misionero no conquista mujeres fieras, es un "bagallero" El Misionero no abusa de algo, "baquetea" En Misiones no hay personas feas, hay "bagartos" El Misionero no pega, da una "pateadura" El Misionero no es travieso, es "cabezudo" El Misionero no agarra, "cacha" El Misionero no hace la corte, "le cae" ó "le llovizna" El Misionero no va de fiesta, sale de "pachanga" Las Misioneras no tienen vagina, tienen "cachi" ó "tatú" Los Misioneros no tienen pene, tienen "chilo" El Misionero no come lo que sobro del día anterior, come "carayá" El Misionero no es elegante, es "caté" El Misionero no está borracho, está "caú" El Misionero no se acuesta con una mujer, se la "come" El Misionero no tiene buen nivel, es "cotizado" En Misiones no hay putas, hay "cueros" El Misionero no te avisa de un peligro, te dice "chaque" El Misionero no hace favores gratis, hace "changas paraguayas" El Misionero no desordena, hace "emboyeré" El Misionero no hace el amor, "entierra la mandioca" El misionero no sale con una señorita, anda "clavando" con una "guaina" El Misionero no es cornudo, es "guampudo" El Misionero no se divierte, se "halla" El Misionero no maltrata, "judéa" El Misionero no se lleva un susto, se lleva un "julepe" El Misionero no es flaco, es "lambarí" ó "piruí" El Misionero no pone llave, "llavéa" En Misiones no hay pibes maleducados, hay "pendejos de mierda" El Misionero no es primitivo ni mediocre, es "mencho" El Misionero no dice apurate, dice "metele" El Misionero no se aburre, se "picha" El Misionero no es mal perdedor, es "pichado" El misionero no es homosexual, es "traga sable" El misionero no anda corto de dinero, anda "puádo" El Misionero no tiene pene grande, tiene "tamanduá" El Misionero no te dice basta, te dice "Ya dá ya" El Misionero no es petiso, es "tape" El Misionero no hace lío, arma un "tepotí" El misionero no toma un trago, "le mete un camambú" En Misiones la cerveza no está helada, está "bien frapé" En Misiones no se toma champagne, se toma "champú" El Misionero no es veleta, es "poncho yeré" En Misiones las mujeres no son histéricas, son "santoró" En Misiones no se atraviesa, se "bandéa" El Misionero no da una cachetada, da un "chipa-í" El Misionero no da un coscorrón, da un "tongo" El Misionero no es mujeriego, es "picho dulce" El Misionero no tiene un auto viejo y feo, tiene "una gangrena" El Misionero no tiene un adversario débil, tiene uno "bien pililí" El Misionero no tiene el motor de su auto preparado, lo tiene "mandiocado" En Misiones la fiesta no termina, "opama" Expresión de admiración: "Güeeeee" Expresión de incredulidad: "A la iiiitaaaaa", "vó nomá sabé", "chiquelé" Orden de ejecutar una acción: "Ñaputile", "Encajale", "Sacudile", etc. Amenaza-advertencia: "No te aya hacé el loco ehhh" Amenaza de muerte: "Dejá de jodé o te viá meté un puntazo ehhh!!!" Expresión de afirmación: "Má vale" Expresión de compasión por el prójimo: "Angáaaaa pobreciiiiiito" Somos así, que se va a hacer, pero con orgullo

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 3 seguidores

    Estadistica de Sin Ataduras

    • 71,959 Visitas
A %d blogueros les gusta esto: